dilluns, 2 de març de 2015

28 de febrero - 1 de marzo: III Siberia Raid



La localidad de Herrera del Duque (Badajoz) acogió la primera prueba de la LERA 2015 con unas condiciones meteorológicas perfectas a pesar de las nubes del domingo.

El sabor que me ha dejado este raid es el de auténtica victoria. Los raids extremeños se caracterizan por ser muy rápidos y relativamente sencillos, y también por dejarme en las últimas posiciones cada vez que participo. Esta vez no ha sido así, y el equipo oficial de aventura formado por Ester, Sergio y un servidor dio muestra de la experiencia que vamos adquiriendo y de un entrenamiento bien hecho.

Sección 1: Orientación urbana

Ester y Sergio dieron inicio al raid con un callejero en blanco y negro como mapa (no me gustaaaaa). Recorrido muy sencillo que hace estirarse al pelotón pero no lo disgrega, que creo que es uno de los objetivos que debería de tener este tipo de secciones. Mi equipo completa la sección sin problemas y entro por fin en juego.

Sección 2: Run&Bike, Patines y bicicleta de montaña

Sergio coge la bicicleta y yo me voy corriendo hasta la zona de patines, donde me los calzo y comienzo a avanzar. Últimamente no lo he entrenado mucho pero me veo suelto y solo me asusto en una de las bajadas donde prefiero tirarme para frenar la bajada (asunto pendiente éste). La subida final fue dura, pero conseguí alejar los fantasmas del II Raid Sierra de Segura donde no pude subir por mal ajuste de los patines. Así, llego a la parte donde debo de coger la bici sin problemas. ¡¡Empieza la orientación de verdad!! Primero planifico la ruta mientras Sergio organiza el material, en un primer momento me agobio intentando encajar los mapas, pero todo me empieza a cuadrar y dejo la ruta bien trazada. Al parecer hay equipos que planifican de manera individualmente y luego lo ponen en común, habrá que probar esa estrategia.

Desde el Puerto de las Navas empezaba una pista rapidísima que nos llevó directos a la 6. De camino a la 7 me encontré con dos opciones, una pista más recta al norte y otra al sur más "a curva de nivel". Elegí la opción norte creo que erróneamente ya que había que ganar y subir desnivel mientras la opción sur seguro era más nivelada.



El siguiente paso clave que erramos, al igual que muchos otros equipos fue el de salirnos de la Pista de las Chorchas sin querer, en una bifurcación con muy poca visibilidad. La pista secundaria iba paralela a la Umbría del Madroñal y en el cruce con la primera vaguada me di cuenta de mi error, en vez de darnos la vuelta, busqué un cruce para bajar a la pista buena, que encontré en un cortafuegos. No reaccioné todo lo rápido que hubiera querido, pero solucionamos el problema eficientemente.


Nos acercábamos a la 8, y en la aproximación cometí otro error despistándome desde el punto de ataque del cruce con una senda (tapada en el mapa imagino que por su poca claridad), después de perder unos minutos sin tener clara ninguna referencia, deshicimos el camino hasta llegar a un cruce en T, y así lo vimos todo claro. Minutos de errores que vamos acumulando y que seguro que la gente de más nivel no comete.




Las dos siguientes las encontramos sin ninguna dificultad, pero saliendo de la zona por la pista del Arroyo del Tomujoso, nos metimos en rampas de bastante desnivel. Sergio, mucho más cabal, prefirió andar y esperar a que el terreno le dejara pedalear en condiciones, pero yo me sentía fuerte, forcé la bici más de la cuenta y acabé arrancando el cambio trasero y partiendo cadena. Error imperdonable de los que mandan un raid a paseo. La maravillosa maña de Sergio pudo apañarme la bici cuando yo lo daba todo por perdido y pudimos continuar, suerte que quedaba muy poco.

Seguimos subiendo con cautela, y decidimos ahorrarnos unos kilómetros atajando por el cortafuegos (pintado de blanco en el mapa), jugada que creo nos salió bien, ante el asombro de las chicas del Verd3. Un pequeño porteo, y ya nos acercábamos a la 11 y transición.

¡Por lo menos llegamos a la T2 sin más problemas!





Sección 3: Kayak y cuerdas

Ester cambia por Sergio y hacemos las dos balizas del Embalse de Cíjara a muy buen ritmo y disfrutando los paisajes extremeños, una grandísima extensión de pinos y agua embalsada.

Ester aprovechó para darme algunos consejos de remada, y probé especialmente el de no dar más de una remada para corregir rumbo, sino solo hacer la palada más profunda.

En seguida estábamos en la zona de pruebas especiales donde yo hice la tirolina desde el puente y a Ester le tocó el rápel donde le tocó pegarse un buen bañito helado.

Sección 4: Pie

Aunque en un principio esta sección era donde yo descansaba, mi bicicleta no estaba en condiciones y acabamos haciendo el pie Sergio y yo. Desde el inicio decidimos dejarnos una baliza para poder hacer con tiempo la sección de bicicleta. Así, descartamos la 20, aunque a veces la miraba de reojo en el mapa por si lo veía posible...

Al revés que la mayoría de raiders que nos cruzamos, decidimos empezar subiendo progresivamente para atacar la 22, ya que el ascenso hasta la 18 hubiera sido más lento.

Corriendo a más no poder, ticamos la 22, 23 y 21 seguidas. La 19 decidimos atacarla por dentro del barranco pero en seguida que empezó a cerrarse, remontamos hasta el cortafuegos para atacar fácilmente la baliza, buena capacidad de reacción frente una situación en la que hubiéramos perdido tiempo. Acto seguido subimos a la 17 donde pudimos observar de las vistas más bonitas de la zona, un auténtico paraíso salvaje el del Parque Natural del Cíjara.

La 18 intenté atacarla "a rumbo" desde la pista paralela a la montaña donde estaba la 17, pero una valla y un cortafuegos que en la realidad tenía más aspecto de pista forestal nos hizo subir un poco más de la cuenta. Bajamos entonces hasta un paso de la valla, y más adelante allí estaba. ¡En apenas dos horas teníamos la sección hecha y mis compañeros le darían caña a la bicicleta!





Sección 5: Bicicleta de montaña

Sección durísima la que completaron Sergio y Ester, con una estrategia muy acertada ya que al final nos salió más a cuenta saltarnos la última sección de pie que habernos saltado la bicicleta.

La espera se me hizo eterna, es la cara oscura de la categoría aventura, paras el ritmo, coges frío y te preocupas por tus compañeros ¿estarán bien? ¿llegarán a tiempo? Por ello, hay que dar un grandísimo aplauso a todos aquellos que se dedican a hacer la asistencia durante todo un raid, ¡eso es un trabajo duro!

In extremis, entraron mis compañeros, bastante satisfechos con la etapa realizada.

Sección 7: Orientación urbana

Se levantaba el domingo más fresco y nublado que el día anterior. Se daba la salida y a por los mapas. Ester y yo fuimos bastante derecho a las balizas, intentando optimizar el sencillo recorrido todo lo posible.

Sección 8: Bicicleta de montaña

Ester y Sergio se pusieron en marcha a por otra sección de bicicleta (olé por mis compis que hicieron muchísimas horas de raid), con un retraso de una media hora, ya que arriesgamos en la orientación y esta vez salió mal, con un atajo que acabó en valla. ¡Para ganar (y para aprender) hay que arriesgar!

Sección 9: Pie 

Con poco tiempo para hacer esta sección y mucho desnivel por recorrer alrededor del Castillo de Herrera, nos decidimos a hacer la 14 y sin tiempo a más. El desnivel se pegaba en las piernas y ya costaba ir campo a través para atacar la baliza. Con un poco de duda, pero bien resuelto por Ester, picamos nuestro objetivo y no nos dio más tiempo que a descender. Durante el sprint final me di cuenta de que podía haberle echado un cable a Ester empujándola un poco, así se se queda pendiente para próximos raids comenzar a utilizar elementos de apoyo para pie o bicicleta para cuando alguno de los raiders está más entero que el otro. ¡¡A seguir aprendiendo!!

En la clasificación, sextos de 10, el mejor resultado de los obtenidos en Extremadura ¡y adelantando a 6 equipos más de aventura masculino! Me voy de este raid con un gran sabor de boca y seguro de que nuestras actuaciones seguirán mejorando. Este equipo repetirá en el Campeonato de España 2015 y de buen seguro que hará un buen papel, ¡vamos a por ello!

Para rematar un premio a la regularidad, 5º puesto Aventura 2014. Hemos estado presentes en 5 de los 6 raids de la LERA (yo en 4 de ellos), incluso acercándonos a los puestos de cabeza en un par de ocasiones. ¡¡¡Muy bien!!!